RESIDENCIA ANCIANOS SAN RAMÓN Y LA MILAGROSA Tarancón

Privada
70 Plazas totales
Conoce la residencia RESIDENCIA ANCIANOS SAN RAMÓN Y LA MILAGROSA

La residencia de ancianos residencia ancianos san ramón y la milagrosa cuenta con prestaciones como conferencias, cursos, diarios y revistas, fiestas, atención religiosa, capilla, voluntariado, ats/due propio, baño geriátrico, enfermería, ascensor, ayudas técnicas, cocina propia, recepción, velatorio, biblioteca, jardín, patio, sala de estar, sala de lectura, sala de televisión, sala de visitas, sala polivalente, terraza, estimulación cognitiva, fisioterapia, masaje terapéutico, dieta personalizada, servicio médico propio, arreglo de ropa, servicio de lavandería, servicio de transporte, peluquería, trabajador social y servicios de instalaciones generales, programas y actividades, servicios personales, servicios sociosanitarios
Las habitaciones están equipadas con aseo o cuarto de baño, calefacción, cama articulada, suelo antideslizante en baño, terraza, timbre de llamada, timbre en baño

Para poder ingresar en la residencia residencia ancianos san ramón y la milagrosa es necesario cumplir estos criterios de admisión: según edad y procedencia geográfica

Ubicación

Vea también otras parecidas a RESIDENCIA ANCIANOS SAN RAMÓN Y LA MILAGROSA Cuenca

Residencia AMAVIR El Pinar
(Tarancón, Cuenca)

La Residencia AMAVIR El Pinar en Cuenca situada en la localidad de Chillarón, muy cerca de la...

Más información

RESIDENCIA DE MAYORES LA LUZ
(Tarancón, Cuenca)

La residencia de ancianos residencia de mayores la luz cuenta con prestaciones como aire acondiciona...

Más información

RESIDENCIA HOSPITAL DE SANTIAGO
(Tarancón, Cuenca)

La residencia de ancianos residencia hospital de santiago cuenta con prestaciones como diarios y rev...

Más información

RESIDENCIA DE ANCIANOS EL PARADOR
(Tarancón, Cuenca)

La residencia de ancianos residencia de ancianos el parador cuenta con prestaciones como aire acondi...

Más información

Dentro de Residencias de ancianos en Cuenca también podemos ver