RESIDENCIA VIRGEN DE GRACIA Guardamar del Segura

Privada
Conoce la residencia RESIDENCIA VIRGEN DE GRACIA

La residencia de ancianos residencia virgen de gracia cuenta con prestaciones como aire acondicionado en zona común, ayudas técnicas, ascensor, gimnasio, recepción, sala de estar, sala de lectura, sala de televisión, sala de visitas, terraza, cafetería, enfermería, ats/due propio, baño geriátrico, servicio médico propio, dieta personalizada, estimulación cognitiva, fisioterapia, servicio de lavandería, servicio de transporte, vehículo adaptado, arreglo de ropa, manicura, podología, peluquería, atención religiosa, servicio de acompañamiento, trabajador social y servicios de instalaciones generales, programas y actividades, servicios personales, servicios sociosanitarios
Las habitaciones están equipadas con aire acondicionado, calefacción, oxígeno

Para poder ingresar en la residencia residencia virgen de gracia es necesario cumplir estos criterios de admisión: mayor de 60 años.
en la playa se hace rehabilitación y terapia.

En la playa se hace rehabilitación y terapia.

Ubicación

Vea también otras parecidas a RESIDENCIA VIRGEN DE GRACIA Alicante/Alacant

RESIDENCIA DE 3ª EDAD DE TORREVIEJA
(Guardamar del Segura, Alicante/Alacant)

La residencia de ancianos residencia de 3ª edad de torrevieja cuenta con prestaciones como recepción...

Más información

RESIDENCIA DE 3ª EDAD EL VERDADER
(Guardamar del Segura, Alicante/Alacant)

La residencia de ancianos residencia de 3ª edad el verdader cuenta con prestaciones como ayudas técn...

Más información

Residencia para mayores DomusVi Cocentaina
(Guardamar del Segura, Alicante/Alacant)

La residencia para mayores DomusVi Cocentaina es un edificio con amplios espacios interiores y exter...

Más información

Centro sociosanitario Casaverde Almoradi
(Guardamar del Segura, Alicante/Alacant)

Centro sociosanitario perfectamente adaptado a las necesidades de nuestros mayores. Actualmente cont...

Más información

Dentro de Residencias de ancianos en Alicante/Alacant también podemos ver